Go to the top

Mediación Familiar

Separarse es, probablemente, una de las decisiones más difíciles que uno toma en la vida.

La separación implica un gran número de toma de decisiones complicadas, cargadas de emocionalidad. No es fácil. Sin embargo, puede hacerse bien. Consensuar con la otra parte el reparto del tiempo con los hijos, la división del patrimonio, el estudio de los gastos futuros es fundamental para poder establecer una buena base de relación entre los progenitores y los niños.

Con el divorcio o la separación no desaparece la familia, se reestructura. Tampoco significa un fracaso, es un cambio de etapa en la vida. Se puede evitar mucho sufrimiento a los niños si los padres se separan “consensuadamente”.

En mediación se evitan términos jurídicos como: custodia monoparental, custodia compartida o régimen amplio de visitas. Se habla de tiempos compartidos con los niños, tratando de llegar a una custodia consensuada que satisfaga a ambos progenitores quienes, en realidad, son los que saben lo que es lo mejor para su familia.

Cada familia es un mundo, por ello cada familia se merece una separación que se adapte a sus integrantes y a las necesidades de todos y cada uno de ellos.

 

Ámbitos de la mediación familiar – Pedagogía de la mediación – Marzo 2017

 

 

Consejos para ser un buen mediador – Pedagogía de la mediación – Marzo 2017

 

¿Qué opinan las parejas que van a mediación?


Cuento Mamá y papá se separan

Mamá y Papá se separan. Libro Ana Criado Inchauspé

Mamá y Papá se separan. Libro Ana Criado Inchauspé

Haz clic aquí para más detalles sobre el cuento en casadellibro.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn