Go to the top

Mediación Vecinal

Todos vivimos en comunidad. Todos sabemos que hay que convivir con los demás. Pero… ¿Qué pasa cuando esa convivencia es insufrible?

¿Le suenan estos problemas?

  • Conflictos de medianería: ruidos, malos olores, humedades, animales domésticos, obras, modificación de elementos comunes, improcedencia de las obras, aparatos de aire acondicionado, etc.
  • Conflictos relativos a la utilización de espacios comunitarios: uso común  de garajes, piscinas, gimnasios, clubes sociales, jardines, antenas, etc.
  • Por no mencionar las reuniones de vecinos….

Denunciar muchas veces no sirve para mucho, incluso agrava el problema inicial.

Es preferible sentarse y hablar sobre lo que nos incomoda. Es habitual que  la otra parte no sea consciente de las molestias que está ocasionando.

La mediación vecinal está pensada para cualquier desacuerdo que se produzca como consecuencia de la convivencia dentro de la comunidad de vecinos o entre comunidades relacionadas entre sí.

Es una gran aliada de administradores de fincas y presidentes de comunidad,  agobiados por los conflictos entre los residentes de sus edificios. Generalmente ni el administrador, ni el presidente pueden tomar partido por uno u otro vecino. En ese caso es mejor recurrir a los servicios de un mediador.

Un video con un poco más sobre mediación vecinal